lunes, 8 de junio de 2009

Sucrerie, los secretos del perfume de Araceli

WeikUp! es el estudio de diseño y comunicación visual que eligió Araceli González para el desarrollo de Sucrerie, su nueva fragancia. Integrado por Valeria Luchansky, Flavio Siganda y Analía Fernández Mollica, WeikUp! disfruta de la profesión y del trabajo en equipo motivados por los nuevos desafíos. En cada proyecto, WeikUp! se propone identificar y desarrollar un lenguaje propio y particular que potencie a las marcas. Hablamos con los chicos de WeikUp! y nos contaron el backstage de lo nuevo de la chica del corte de pelo más copiado de Argentina
WeikUp! son Valeria Luchansky, Flavio Siganda y Analía Fernández Mollica

¿Cómo fue el proceso de búsqueda de la fragancia?
-La intensa búsqueda de la fragancia que daría forma a Sucrerie nació directamente asociada al nombre de la marca, que, como su traducción lo indica, se encuentra relacionada con la dulzura del mundo de las golosinas, el aroma de los bombones, lo exquisito del caramelo. El aroma debía despertar estas sensaciones, dando sentido al contexto de la marca.
Araceli estuvo atenta a cada detalle, desde la minuciosidad en la selección del aroma, hasta la evaluación de su perdurabilidad.

¿Cuál es el concepto de diseño de Sucrerie?
-Sucrerie surgió con la idea de diferenciarse de las tendencias actuales del mercado. Se pensó como una marca cargada de sensualidad y glamour, distinguida del minimalismo y la generalidad del diseño moderno que acostumbramos consumir hoy en día.
Sucrerie hoy presenta su perfume, inaugurando una marca con lenguaje propio, única y con estilo.

¿Qué valores de marca se intentaron resaltar? ¿Cuál era el pedido de Araceli?
-Como siempre, Araceli llegó a WeikUp! con las ideas muy claras. Esta vez, haciéndonos partícipes de nuevos referentes que llamaron su atención a lo largo de sus viajes por el exterior. Araceli proponía diseñar una marca con encanto, que recupere la sensibilidad de los lenguajes más clásicos. Asociando conceptos y buscando referentes, rescatamos el clima estético de los afiches europeos de principios del siglo XX y llegamos juntos a la idea de trabajar sobre la impronta europea de la Belle Époque.


Proceso del boceto inicial al diseño final

Referentes que se tuvieron en cuenta al momento del diseño del logotipo

¿Cómo se pensó el diseño del logo, la tipografía y el packaging del producto?
-El diseño del sistema de identidad de Sucrerie comenzó a cobrar vida entendiendo la esencia del lenguaje gráfico de aquella época; la gestualidad de la ilustración, la apropiación y combinación de tipografías, la ocupación del campo de trabajo, la precisión de los elementos, la composición del conjunto.
Una de las variables que decidimos alterar fue la paleta cromática. Logramos una combinación con personalidad, con la medida justa de cada tono.


El logo terminado

El diseño del logotipo fue lo más arduo y lo que más disfrutamos. Para empezar a trabajar, la certeza que teníamos con Araceli y Fabián (Mazzei, novio de Araceli), era que la marca debería simbolizarse a través de un escudo; un escudo Sucrerie.
Se plantearon posibles caminos, y todos coincidimos en que la estructura madre debía ser simple para su aplicación en diferentes tipos de soporte. Pensamos la posibilidad de trabajar distintos usos de la marca, abriendo el sistema y potenciando las posibilidades de cada aplicación.
El trabajo tipográfico fue intenso. Como los referentes gráficos señalaban, debíamos lograr una combinación pregnante de tipografías, que resulte armónica y personal.
Finalmente se combinaron 3 fuentes diferentes, cada una con un estilo particular que se potencia en conjunto. La tipografía de Sucrerie debía tener fuerza, peso, ser dominante. Partimos de una gótica sobre la que retocamos, estilizamos, sumamos detalles para hacerla más personal.
El concepto del packaging debía acompañar la particularidad y el estilo gráfico de la marca; no imaginábamos un estuche tradicional, y pensando en la etiqueta metálica bañada, empezamos a pensar el producto como una joya. Planteamos una base donde pudiera descubrirse el perfume y presentarse de una manera sugestiva. Resultó un producto muy particular y personal. Luego de mucho trabajo y minuciosidad, creemos que llegamos a un resultado muy interesante.

El packaging

¿Fue una decisión de Araceli ser la protagonista de la campaña de su perfume? ¿Se pensaron otras alternativas?
-Desde un principio supimos que ella sería la cara de su propia marca. Su idea de desarrollar una marca con la que se sintiera sumamente identificada, la posicionaba sin dudas como la mejor imagen para la línea de productos.

¿Están trabajando en algún proyecto nuevo que quieran contar?
-En principio, ya estamos arrancando el desarrollo del nuevo perfume de Sucrerie, generando la continuidad y el crecimiento de la marca.
Por otro lado y en el mismo sentido, estamos renovando la imagen de una histórica marca de cosméticos. Pronto estarán en el mercado algunos productos nuevos.
Nuestros ejes de trabajo son la cosmética, la arquitectura y la moda. En ese camino seguimos buscando permanentemente marcas a las que podamos entregar nuestra energía, trabajo y experiencia.

Araceli, protagoniza los anuncios de su primer perfume Sucrerie

Conocé más de WeikUp!: Acá.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails