sábado, 12 de julio de 2014

Loris Azzaro/ Colección Alta Costura Otoño-Invierno 2014 - París Fashion Week


Luego de treinta años de ausencia Loris Azzaro volvió a exhibir una colección de alta costura durante la Semana de la Moda de París. Comandada por la dupla Alvaro Castejón y Arnaud Maillard, la colección está inspirada en el felino más oscuro posible: la pantera negra.
“Se trata de esta pantera, esta mujer que aparece a la noche”, dijo Alvaro Castejón a WWD.com en el backstage.
¿Qué vimos? Vestidos de noche –largos y cortos, que delinean la silueta de la mujer pantera realizados en seda y muselina, con bordados, apliques de cuero, y sutiles encajes, algunos dejan ver piel a través de transparencias o cortes cut-out y pueden ser llevados con chaquetas smoking o de cuero estilo biker.


A través de un diáfano interludio entre intensa oscuridad y destellos cristalinos, Loris Azzaro trasciende la sensualidad femenina en la colección couture Otoño-Invierno 2014/15 soñada por Arnaud Maillard y Álvaro Castejón. La esencia sensual de la mujer se ha convertido en el verdadero alma de todas y cada una de sus creaciones.

La colección se inspira en el felino de sombras, la Pantera Negra. Su naturaleza turbia se refleja en cada creación. Las marcas son bordados, estampados en cuero o apliques para trazar las siluetas. El uso de arañazos lleva a que los materiales se deslicen sobre el cuerpo y tracen formas encantadoras. La simbiosis de materiales da lugar a encuentros inesperados: bordados, encajes y seda son habitados por una dimensión animal.

Hay una presencia nocturna tan fuerte que la mujer felina se transforma en una explosión de colores. De la intensidad del negro al blanco óptico, del azul de medianoche al rojo brillante y el nude, las creaciones son destacadas con duchas cristalinas y ráfagas de espejos. En esta nebulosa de luces, la feminidad se expresa jugando con transparencia, opacidad, recortes y atrevidos pliegues. Jersey de seda, muselinas y nubes de charmeuse se complementan con livianos jacquards bordados.

Estos vestidos, sublimados por el porte señorial de la mujer, se convierten en telón de fondo de lujo, apareciendo inmateriales pero reales, diseñados para mantener guardado de los mortales comunes el secreto mejor guardado desde los albores de los tiempos: la medida de la complejidad femenina.


Fotos Francois Durand/Getty Images Europe; Cortesia Azzaro.

Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails