sábado, 9 de octubre de 2010

Chanel Ready-to-Wear Spring 2011 - París Fashion Week

"Quién dijo que me fui si siempre estoy volviendo". Stella Tennant, volvió a la pasarela de Chanel luego de haber realizado muchas campañas para la marca en los años '90.
Mi preferido.


Otra vez Karl Lagerfeld se salió con la suya y logró impresionar a su troupe de fans –léase celebrities-, y a la prensa toda con el mega-set que copó el vastuoso espacio de exhibiciones del Grand Palais, donde es habitual que Chanel realice sus desfiles.
Con un monocromático decorado a imagen y semejanza de los jardines de Versalles, de 350 metros de largo, realizado en piedras negras y gravilla blanca; un “romanticismo árido”, en palabras de Lagerfeld, con ¡tres! encendidas fuentes y una orquesta completa, de donde fueron a apareciendo las modelos.

Para crear el set Lagefeld se inspiró en la película de 1961 “Last Year in Marienbad”, de Alain Resnais. Pero, hablemos un poco de lo que ¿de veras? cuenta: ropa. Un poco de gótico con vestidos negros con plumas y transparencias bien para el regocijo de Daphne Guiness, shorts en buclé otros en cuero muy muy cortos, chaquetas de tweed con flashes de colores flúo, guantes lagerfianos con líneas de cristal en su interior, vestidos plisados con estampas florales y pantalones tipo leggings sueltos de cuero. También se vieron jeans deshilachados, blusas de seda, vestidos en línea A de tafeta y chaquetas de cuero con vestiditos cortos como el que llevó la modelo Kendra Spears, para el público más Gossip Girl.

El punto fuerte de la tarde también estuvo en el casting de modelos. Algunos medios ya habían adelantado que el icono francés Inès de la Fressange -luego de 21 años-, y la escosesa Stella Tennant, musas de los años ochenta y noventa respectivamente, serían de la partida. Pero para otros fue toda una novedad cuando promediando el show apareció la bella Inés -de cincuenta y tanto años-, ante un eterno aplauso y con un recorrido de pasarela a pura sonrisa.
Pero más allá del regreso de estas dos modelos, y de la conocida plus size model Crystal Reynn, había algo más en el aire que me pareció extraño y por eso me puse a buscar más información. Y el que busca, encuentra: “Hemos visto suficientes chicas rusas de 15 años,” le dijo Lagerfeld a AFP, luego del desfile. “Suficiente de estas chicas, la moda no es sólo para adolescentes.” 

El desfile también tuvo la sorpresa de contar con el modelo Brad Kroening -longtime inspiración masculina de Karl-,  junto a su hijo Hudson, de dos años, ambos vestidos con chaqueta de tweed blanca con mucha hombrera y pantalón, camisa y botas en denim claro. 
 
Mientras afuera llovía, la orquesta interpretaba canciones de Björk, como "Isobel", John Barry, y el clásico snif-snif de The Verbe Verve “Bittersweet Symphony.”

En pocas palabras, Lagerfeld lo hizo de nuevo...

Brad Koening volvió a la pasarela y desató suspiros de ternura junto a su hijo Hudson.
La argentina Naomi Preizler.
Directo a Gossip Girl.

Imágenes: Pascal Le Segretain/Getty Images Europe.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails