martes, 6 de abril de 2010

El pensamiento de Hedi Slimane

-Extractos de la entrevista al diseñador francés Hedi Slimane, publicada originalmente en el blog Stylefile, del sitio Style.com. Slimane, de 41 años, además de costura estudió Ciencia Política e Historia del Arte, y también se ha dedicado al diseño de muebles. Su influencia en la evolución de la moda masculina es tan grande como difícil de medir. Conocido como el hombre detrás de Dior Homme (2000-2007) ha creado, entre otras cosas, la iconica nueva silueta masculina definida por los trajes fit y los pantalones skinny: los únicos que se adaptaban a su propia silueta. ¡Sí, los que también usa Lagerfeld!
Ha trabajado para Louis Vuitton e Yves Saint Laurent. En la actualidad, está retirado del diseño y se dedica a la fotografía. Como no podía ser de otra manera, lo vuelven loco con la pregunta: Hedi, ¿cuándo volvés al diseño de moda? Pero no la vas a ver en este extracto.


-Cómo afecta la tecnología –Tweeter, blogs, redes sociales, etc.- a la moda. Ha afectado ciertos aspectos de la moda tremendamente. Desde los comentarios al diseño de moda, la comunicación, y la distribución. "La comunidad de la moda en Internet es como un ágora digital global tweeteando pasiones y opiniones. Cualquier persona sabe más, y cada uno es un crítico en sí mismo. Es una idea fascinante, y siempre favorecí el amateurismo (“el que ama”) sobre el profesionalismo, la atracción sobre la experiencia. Obliga a cualquiera en la industria a pensar de una manera más fresca.

Por supuesto, es difícil decir si cualquier ‘autoridad’, alguien como Suzy Menkes, algún día podría salir y utilizar medios digitales para liderar con integridad y el background suficiente, al margen de todo conflicto de intereses.
En una perspectiva de diseño, ha permitido que cualquier joven diseñador o marca indie para tener una audiencia inmediata, si se utiliza con ingenio e invención.
No estoy muy seguro del futuro del comercio minorista como lo conocemos. Esto es algo verdaderamente importante, tal vez lo más importante, ya que podría significar que ya no queda nada entre el diseño y la audiencia/consumidor.

Por último, lo mejor y lo peor siempre han formado parte de la moda, con Internet sólo magnificándolo y creando un alegre y ruidoso caos digital.
El resultado final es que cualquier nota puede crear música. Es sólo una cuestión de gusto."

-Tres de los talentos más fuertes en el diseño de moda como Helmut Lang, Martin Margiela y el mismo Hedi Slimane, se encuentran actualmente ocupándose de otros intereses. ¿Es una coincidencia o ese dato dice algo acerca del estado actual del sistema? "No podría hablar por ellos. Creo que todos tenemos suficiente tiempo para experimentar con diferentes cosas. Dicho eso, la moda, lo que llamamos el sistema, se ha acostumbrado y ha abusado de los conflictos de intereses.
El juego con los anuncios publicitarios entre los medios de comunicación y las casas de moda quizás ha ido demasiado lejos. La crisis no ayudó, por decir algo.
En lo que concierne al diseño, reducirse ayudaría mucho. La economía global significa hacer alianzas, y las alianzas en la última década vienen con algún riesgo.
Pero hay algo irónico, un final absurdo, justicia después de todo. ¿En qué se convirtieron Helmut Lang o Martin Margiela sin ellos? La irrelevancia de comprar marcas jóvenes, [que tienen] 10 o 20 [años], sin los diseñadores originales es bastante llamativa. Siempre asumí que después de todo, se trataba de la autenticidad. Comprar en esas casas terminó siendo un regalo conceptual y costoso con nada adentro más que un recibo."

-Diseñadores que admira. "Tengo un gran admiración y ternura por Azzedine Alaïa. No lo he visto por un tiempo, pero supongo que todavía debe estar cosiendo algún vestido por la noche."

-La influencia en la actualidad de su creación en Dior Homme: la nueva silueta para hombres. "Comencé a trabajar en mi silueta desde el fin de mis años en Saint Laurent, cuando tuve la opción de buscar mi propio estilo. También la inicié porque era lo único que me quedaba bien, para ser totalmente honesto.
Me convertí en muy repetitivo (con la silueta) a través de los años porque estaba tratando de definirla con precisión.
Siempre pensé que todo tenía que ver con la repetición y me convertí en muy obstinado a pesar de mis oponentes y el objetivo natural de la industria de la moda en buscar algo nuevo cada temporada. Nunca quise ser complaciente, mientras que pueda seguir mis creencias. Siempre y sólo pensé en mi propio tiempo y el nacimiento de una generación entera.

He oído mucho acerca de mis proporciones, y cuán absurdos y sin éxito, por ejemplo, serían mis jeans 'skinny' y mi silueta. También he oído acerca de mi falta de definición en cuanto a la masculinidad, mientras yo trataba de lograr una definición. También fui cuestionado por mi atracción hacia la música, y todavía pienso que no hay moda sin música. María Antonieta lo supo mejor sabía cuando llevó a Gluck a Versalles, para probar su nuevo vestuario en la pista de baile. Nada va a cambiar. Moda = música + juventud + sexo. Mi ropa y mi estilo siempre tuvieron que ver con eso.
Además de las proporciones, se trata del encanto (allure), de un cierto movimiento.
Siempre creí que la manera en que los hombres y mujeres llevan la ropa (le porté, en francés) define la moda, y aunque suena gracioso, a través de la historia, el diseño de muebles.
Eso nunca fue un 'comentario de moda', porque yo interactuaba directamente, y lo sigo haciendo por mi cuenta, con músicos desconocidos, artistas, haciendo castings en la calle para mis desfiles. No se trataba de hacer punk rock o metal cuando el punk rock o el metal no tenían relevancia en ese momento. Mi moda y mi estilo eran como un diario al azar y en ocasiones íntimo. Cuando vivía en Berlín, tuve contacto con la escena musical en un momento en que Berlín quería establecer un tono digital abstracto y etéreo; en mis años en Londres pasó que fue el momento en que una nueva escena indie surgió entre mis amigos. No había ropa disponible, así que la diseñé para nosotros. Era la ropa que queríamos usar, y ésta es la ropa, el encanto y el estilo que terminó siendo mio propio."
(...)

-La influencia de Pete Doherty en la moda. (...) "Los adolescentes universitarios en París o Londres y en todas partes del planeta todavía usan el sombrero de Doherty (La influencia de Pete todavía no ha sido percibida como debería ser, y no tengo ninguna duda hasta hoy de su relevancia a largo plazo)."

-La banda favorita de Hedi en este momento. "The Drums es mi favorita total. Jonathan Pierce, el cantante y su amigos, escriben canciones hermosas, movilizantes y son intérpretes genuinos. También me encanta una que vi una vez, una banda americana (de Brooklyn) que utilizaba símbolos americanos de una manera poética. The Drums va de un lado a otro, contra el viento. Estarán bien, supongo, y comenzarán una nueva escena."

-Sus ciudades favoritas. "Además de Paris, paso tiempo en Los Angeles, donde también tengo una casa. Por supuesto, amo secretamente esa percepción común de que L.A. es superficial. Un cliché predecible como siempre.
Uno debería poner en poner en perspectiva la influencia de California en la cultura popular mundial. Desde la herencia contracultural de los años sesenta y setenta con el surgimiento de Silicon Valley en los '80, desde la máquina de sueños de Hollywood a las grandes multinacionales de la industria musical, desde el arte a la arquitectura californiana, el estilo de vida saludable y los alimentos, California indica el camino a seguir.
Por otro lado, a pesar de lo malo que puede ser la cultura de las celebridades, paparazzis y blogs de ese tipo que miran millones de espectadores, está en toda la industria de la moda, de ahí los surrealistas cheques gordos para comprar presencias en los desfiles de moda o las campañas publicitarias.

Lo último es casi 'geo-estratégico', California está frente a Asia. Los Angeles podría tener su momento después de todo."


*La traducción es mía.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails