miércoles, 10 de marzo de 2010

Chanel Ready-to-Wear Fall 2010 - Paris Fashion Week

Una temporada después de la puesta en escena con una enorme granja reconstruida en el Gran Palais, Chanel presentó su nueva colección el martes 9, en medio de un gigante iceberg de 265 toneladas, literalmente, importado de Escandinavia. Una cortina térmica de 80 pies de altura se elevó hacia el techo de cristal del palacio, provocando un suspiro de admiración por parte de los 2000 invitados para la ocasión.
Las modelos –algunas símil osos polares-, caminaban sobre el agua con botas de nieve y tacos especiales para el hielo. Según indican los reportes, Chanel contrató 30 trabajadores para encastrar las 30 toneladas de hielo traído de Suecia.
El frío real que se sentía en las calles de París, acompañó los -4º que reinaban en la pasarela. “El calentamiento global es el tema de nuestra época. La moda debe dar cuenta de eso,” dijo Lagerfeld luego del show.
Al derretimiento de los glaciares se suma el peligro de extinción de algunos animales como consecuencia del desequilibrio del ecosistema. Es por eso que Laferfeld decidió no incluir pieles reales en sus diseños. “Todo es falso, cada pieza de piel. Pero eso parece correcto para estos tiempos,” explicó Lagerfeld. “Los avances técnicos son tan perfectos que casi podés confundir las pieles falsas con las verdaderas,” comentó el diseñador al diario inglés The Telegraph. Sin embargo, no todo lo falso o lo que genera imitación es bueno para Karl. “Lo falso no es chic –tenemos un nuevo tweed Chanel para parar las copias- pero la piel falsa sí lo es.”


Si Lagerfeld fuera mujer.

Chanel desarrolló un nuevo entramado que origina el tweed para combatir las imitaciones.

Vestidos cortos de angora con degradé azul en el centro

Flecos de piel en chaquetas de tweed

Chapoteando con Karl. Vestido de pies a cabeza por Dior Homme, sus jeans rozaban el agua derretida de los glaciares.
Imágenes getty,coutorture.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails