miércoles, 25 de febrero de 2015

Saint Laurent Paris multiplica sus beneficios por ¡10!

Kering, el grupo de lujo francés, presidido por François-Henri Pinault, señala haber tenido un fuerte aumento de beneficios el año pasado. Las marcas de lujo más pequeñas de grupo como Bottega Veneta o Saint Laurent Paris, han compensando el menor rendimiento de sus marcas principales, como Gucci y Puma, que continúan su reestructuración. Kering ha elevado su dividendo en un 7%, a 4 euros por acción.



La compañía francesa de lujo indicó que sus beneficios netos en 2014 se han multiplicado por diez, ascendieron a 529 millones, frente a los 49,6 millones del año anterior.
Aún así, a pesar de los malos resultados de sus dos marcas principales, Kering logró un aumento global del 4% de sus ingresos hasta los 10.040 millones de euros, en línea con las expectativas previas de los analistas.

Las ventas de Bottega Veneta aumentaron un 11% mientras que las de Saint Laurent Paris un 27%. Los ingresos de Saint Laurent Paris se han duplicado en los últimos tres años, señala la compañía.
Los compradores de lujo han comenzado a alejarse de las grandes marcas, decantándose por marcas más pequeñas y menos difundidas que las mega marcas como Gucci.
“En un entorno económico incierto, tengo confianza en la capacidad del grupo para lograr un crecimiento rentable y sostenible, mientras nos concentramos en el corto plazo en la generación de flujo de efectivo para nuestras marcas“, asegura el presidente y director ejecutivo de Kering François-Henri Pinault, en un comunicado.
Las ventas de Gucci han disminuido por segundo año consecutivo, un 1,1% a 3.500 millones en 2014, debido a las dificultades que ha tenido la marca para renovar su línea de productos marcados por grandes logos, que han disminuido en popularidad.
La deriva creativa de Gucci ha coincidido en el tiempo con la ofensiva gubernamental china contra la corrupción y la debilidad económica reinante en Europa que han menguado la demanda de artículos de lujo.
La caída de las ventas en Gucci derivó en una reorganización de los directivos de la firma. Marco Bizzarri fue nombrado presidente ejecutivo a comienzos de año, sustituyendo a Patrizio di Marco. Asimismo, Alessandro Michele fue nombrado en enero como nuevo director creativo de Gucci en reemplazo de Frida Giannini.

En Puma, que es 86% propiedad de Kering, los ingresos aumentaron un 3,4% a 2.990 millones de euros, pero los ingresos de operaciones continúan caídos en un tercio a 128 millones de, ya que la marca ha gastado más en su relanzamiento, alejándose de los artículos de moda y volviendo a sus raíces de ropa deportiva.

Fuente: loffit.abc.es
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails