sábado, 14 de diciembre de 2013

Self Service #39 Otoño/Invierno 2013/2014 - Gisele by Tung Walsh


Self Service #39 Otoño/Invierno 2013/2014: Gisele Bündchen by Tung Walsh.

La súpermodelo brasileña Gisele Bündchen volvió con todo a su trabajo luego de haber tenido a su segunda hija Vivian. Tapas de revistas, editoriales de moda, campañas y la presentación de su propia línea de lencería hacen que Gisele esté de vuelta en todos lados.
En esta entrevista realizada por Suzanne Koller y Claire Thomson-Jonville, la modelo habla de sus primeros pasos en las moda, los castings, las sesiones de fotos, y sobre cómo hace para mantener los pies sobre la tierra, entre otras cosas.  


Suzanne: Cuando empezaste eras lo opuesto al grunge.
Gisele: Exacto. Todas mis compañeras de cuarto tenían piercings y tatuajes. Yo era tan diferente de aquella era y lo que ellos estaban buscando –ellos me miraban como si yo fuera ET. Y McQueen fue la primera persona que vió más allá de eso. El desfile fue bajo la lluvia. En los desfiles de McQueen nunca te parecés a ti mismo –había pelo negro y plumas en las pestañas y estaba lloviendo. No tuve una prueba de ropa, estaba básicamente desnuda en la pasarela y ni siquiera pude decir que no porque no hablaba ni una palabra en ingles. Todo el mundo estaba mojado y yo estaba como, “¿Qué pasa?” porque no podía entender lo que estaban pasando. (…) De todas manera, ese desfile fue el momento más importante de mi carrera porque fue cuando los editores me vieron y fue como, ‘Quién es esta chica?’ Y para ser honesta con vos, nunca sentí que fuera una buena modelo. No sabía cómo tomar fotos, nunca me creí bonita, tengo un montón de cuestiones con mi auto-estima –porque tenés que creer que tenés auto-estima para poder proyectarla en una fotografía. Pero en la pasarela, por alguna razón, era más fácil para mi. Podía sólo caminar y estar en mi burbuja. Así que de las pasarelas pasé a las revistas. Mario Testino fue el primer gran fotógrafo que me llamó para la Vogue francesa, y luego hice una sesión la misma semana con Patrick Demarchelier para Bazaar. Y después el gran quiebre fue la tapa de la Vogue americana con Steven Meisel. Nunca olvidaré esa sesión de fotos: The Return of the Curve.

S: ¿Qué cualidades hacen a una supermodelo?
Gisele: Es un conjunto, una colaboración de muchos aspectos diferentes que hacen falta que sucedan para que la imagen se vea genial. Es un momento mágico –podés tener un pelo increíble y un maquillaje increíble, pero si no tenés buena luz o un buen ángulo, no se ve de la misma manera. Y realmente yo trabajo duro extra para que una sesión salga bien. Como dije, a veces todavía encuentro difícil de creer que me estén contratando, así que quiero dar el 150% cada vez. Uno debe respaldar y mirar a cada artista individual –pelo, maquillaje, asistente de luz, estilista- y tratar de entender lo que están tratando de hacer.

S: ¿Te pasa que ocasionalmente te referís a vos misma en tercera persona?
Gisele: ¿Cuando trabajo? Completamente.

S: ¿Es una forma de protegerte?
G: Tengo que removerme cada vez que trabajo. No me veo a mi misma como glamorosa. Todos somos seres humanos multifacéticos, ninguno de nosotros es sólo una cosa: todos somos cosas tan diferentes, así que, para mí, se trata de usar diferentes sombreros. Cuando soy mamá, estoy realmente inmersa en eso, esto es lo que soy y nada más –realmente disfruto el momento. Cuando estoy trabajando, cambio a esta otra persona porque así no me tomo nada de manera personal.



Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails