viernes, 19 de enero de 2018

Kim Jones se despidió de Louis Vuitton Hombres con la colección otoño invierno 2018/2019


18 de Enero, Palais-Royal, París, Francia. Las modelos Naomi Campbell y Kate Moss recorren la pasarela junto al diseñador Kim Jones, en el último desfile de Louis Vuitton Hombres Otoño/Invierno 2018-2019 durante Paris Fashion Week. 

Luego de 7 años al frente de la dirección artística de Louis Vuitton Hombres, Kim Jones dejó su cargo tras el desfile realizado en el marco de París Fashion Week. Kim Jones ha sido la fuerza impulsora detrás de algunos de los proyectos y colaboraciones más exitosos de la Maison.

Michael Burke, presidente y CEO de Louis Vuitton dijo: "Ha sido un gran privilegio trabajar con Kim. Su habilidad para establecer tendencias es impecable y su talento y determinación han asegurado que Louis Vuitton esté firmemente posicionada como la marca líder en ropa de hombre de lujo en la actualidad. Todos los que hemos tenido la fortuna de trabajar con Kim le deseamos un éxito continuo en su próxima aventura."



Una perspectiva global, todo terreno, que atraviesa fronteras. La colección otoño-invierno 2018 de Louis Vuitton es una perspectiva que trae experiencias de varios paisajes del mundo de manera simultánea, además de la propia herencia de Louis Vuitton. Pasado, presente y futuro.

Colección "Overview"
“Se trata de prendas que pueden cambiar, de tejidos que pueden viajar en el cuerpo -y transformarse. Descubrir algo nuevo. Un viaje constante."
-Kim Jones.

La colección personifica una facilidad de movimiento claramente moderna a través de prendas influenciadas por la ropa deportiva y por experiencias culturales diferentes. La impresión principal representa el viaje y está compuesta por fotografías capturadas durante un vuelo en helicóptero sobre Kenia. Las imágenes obtenidas se presentan de forma directa, pero también influyen en la paleta de la colección, con tonos tierra natural neutros, matices de desiertos y montañas en arenisca, granito, olivo y pizarra. Fundamentalmente, destacan el ADN de Louis Vuitton: la exploración y el descubrimiento.
En todo momento, las referencias se extienden desde el Lejano Oeste al Lejano Oriente, vagando libremente, combinando temas y abordajes. El rodeo estadounidense se evoca a través de la ropa de vaquero usada sobre leggings aerodinámicas que recuerdan la ropa deportiva de alto rendimiento. La piel de oveja y el visón hacen referencia a Rusia y Siberia; vicuñas y cachemires clásicos se usan en sastrería con detalles técnicos inspirados en el mundo de la escalada, que aporta inyecciones gráficas de amarillo neón y naranja llamativo. El calzado acompaña estas hibridaciones: los elementos se combinan como un collage de estilos, desde una bota con estilo de escalada técnica hasta el lujoso cuero de pitón combinado con calzado deportivo de alto impacto, una recuperación de la propuesta inicial del 2015.

El pasado es un destino visitado a menudo: “Estilos modernos en lugares clásicos”, dice Kim Jones. Aquí, una pasada por los archivos históricos de Louis Vuitton también refleja un estilo de vida contemporáneo. Las influencias de la indumentaria deportiva son evidentes en todas partes. La base del guardarropa de un hombre moderno se refinó y se reenfatizó: se trata de una nueva definición del lujo como algo al mismo tiempo precioso y práctico.
Para comunicar el viaje a través de los materiales actuales de la colección, Kim Jones miró hacia el futuro. El titanio se incorporó a la colección como un nuevo metal precioso, usado en acabados y accesorios. Inspira un brillo rico a través de tejidos cambiantes y brillantes, capas de organza, pitón y tratamientos metalizados. El Monogram Titanium refleja el brillo y la sombra del metal en una nueva iteración de esta firma icónica.


-Reportes del último desfile de Louis Vuitton Hombres por el diseñador Kim Jones:
WWD.com - Louis Vuitton Men's Fall 2018

Vogue.com - The Last Goodbye: A Standing Ovation for Kim Jones’s Final Collection at Louis Vuitton

Los artículos y accesorios de cuero son una nueva visión del legado de la Maison. El Monogram es revisitado en diferentes colores y acabados. Al Monogram Titanium se agrega el Monogram Glaze, cuyo acabado de alto brillo es una actualización de la lona Monogram, una referencia al Vernis de finales de los 90. En los colores Macassar y Eclipse, el Monogram Glaze se presenta en bolsos, calzado y prêt-à-porter. El brillo característico del Monogram Fluo destaca los enérgicos colores con detalles en neón de la colección.

Surge una nueva firma, con elementos del nombre en relieve, ya sea “Louis” o “Vuitton”, en las dos nuevas líneas de cuero: Infinity Light e Infinity Dark. Inspirándose en el cuero clásico usado para recortar la lona Monogram, el cuero se usa para destacar la pureza de la forma, adornado con detalles de cinchas y accesorios de titanio. El Louis Vuitton Speedy es reestudiado y rediseñado con una nueva proporción masculina como un bolso cruzado; un estilo morral que se ofrece como un elegante bolso masculino; se crearon dos bolsos mensajeros y un nuevo bolso en estilo mochila. Los detalles de activewear inspirados en el montañismo se integran en los accesorios, con detalles de ojales en titanio y cuerdas de escalada usadas para las manijas y los cierres.
La clásica valija rígida de Louis Vuitton se redujo para convertirse en un baúl Messenger para llevar al hombro, o un baúl Daily para llevar en la mano. Los baúles y bolsos de titanio inspiran una interacción abstracta entre las nociones de rígido y blando.


Nunca un destino, siempre un viaje. Esta colección celebra el punto de vista en evolución constante de la Maison, un paisaje en expansión constante. Es una visión general, una nueva perspectiva. Mirando hacia adelante, hacia nuevos horizontes.


Fotos Pascal Le Segretain/Getty Images Europe.

Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails