sábado, 12 de junio de 2010

Trosman presentó su colección "Renovación"

El miércoles 2 de junio Jessica Trosman nos llevó alto, bien alto, al piso 20 del novísimo edificio de oficinas Madero Harbour, ubicado en el Dique 1 de Puerto Madero, donde realizó un cocktail en el hall de la espectacular construcción, que finalizará sus obras en el año 2015.
Luego de un ameno momento de charlas entre periodistas, amigos de Jessica y destacadas personalidades invitadas como María Kodama, Fernando Noy, Pablo Ramírez, y Martín Churba, ex compañero de Jessica en su primer proyecto Trosman-Churba, nos dirigimos a los ascensores que nos llevarían al mencionado piso 20 -a medio terminar, con caños a la vista-, donde nos recibió una increíble vista noctura de la ciudad de Buenos Aires.

La excusa era la presentación de la colección Renovación, que alude a una nueva etapa constituida por un híbrido entre piezas pertenecientes a las colecciones que se comercializan en el exterior, es decir, un poco de invierno 2010 y otro poco del próximo verano 2011. De esta manera, Trosman realiza un gran cambio en su sistema de producción debido a que a partir de ahora presentará la misma colección en China –donde más vende-, Japón, EE.UU., algunos países de Europa, y por supuesto Argentina, que debido a las diferencias climáticas –nuestro invierno llega primero-, dispondrá de las piezas antes que las demás plazas.
Para esta colección una vez más Trosman acerca dos universos –la moda y el arte-, para convertir cada prenda en una pieza única y mantener su huella, con un estilo que ya se lo reconoce por su nombre: estilo Trosman.

¿Cómo podemos definir el estilo Trosman? En esta colección, por la presencia de formas inusuales y texturas diferentes como las de apariencia afelpada, que se logran a través de un proceso de carga electrostática, el uso de materiales como el latex gofrado, la goma –podía sentirse el olor en el ambiente-, y las telas con un tratamiento que simulan el cuero. Las prendas realizadas con estos materiales se mezclan con otras confeccionadas en viole y satén de seda natural, lana natural, paño y terciopelo.
Una colección casi sin volúmenes donde no faltó el juego de canutillos -signature- Trosman en musculosas y minis, que debajan poco a la imaginación. La complejidad tuvo lugar en las camperas y jackets al mejor estilo Star Trek, con recortes en formas tridimensionales, que se acentúan de acuerdo a la textura elegida. También como novedad se presentó el desarrollo de zapatos y botitas altas con taco chino, producidos por la firma Lonté para Trosman.
Los colores de la colección Renovación son los neutros como el crudo (o nude, si les gusta), gris, blanco, plateado, dorado, y el preferido de Jessica, el negro.

Una noche única para una colección única y una diseñadora única, como la vista desde el piso 20 del edificio Madero Harbour. No apta para personas con vértigo.


Imágenes DF, Masspr
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails