domingo, 1 de noviembre de 2009

Six O'Clock Tea, Catalina Rautemberg

Catalina Rautemberg Verano 2010: "Mis vestidos son elementos que aún siendo muy diferentes, cuando se unen, forman algo único e irrepetible. en esta propuesta presento géneros nobles, recuperando lo ancestral del trabajo realizado a mano, con tratamientos de confección "a la antigua", con colores propiamente de novias, blanco, off white, beige y té, que me remiten a mi tierra, sumando tal vez, un detalle negro."
Los accesorios que acompañaron los diseños de Rautemberg son de Héctor Campos, de El arte del orfebre y los zapatos gentileza de Benicio. El dj Martín Soler musicalizó el desfile con una versión especial de 'Mira mi niña'.

"Planteados en una estética particular, en la que se entremezclan las distintas herencias, lo europeo y el alma de los pueblos originarios con toda su belleza, dando como resultado mujeres de ensueño frágiles y con particular fortaleza, con algo de juego, de niñas, que es así como veo a la mujer de hoy.
Imagino a estas novias, como esa niña de la canción, bella, en medio de las piedras con el alma de la pachamama en cada poro de su piel, y vestida de seda, muselina, satenes, y brillando sutilmente bajo la luna reflejada en el mar.
Novias moldeables como agua, leves como el aire, y a la vez cálidas como la tierra y chisporroteantes como un buen fueguito,"
así definió su colección la ex manequín Catalina Rautemberg.

Si querés ver otras colecciones de Catalina Rautemberg, mirá acá

Catalina, radiante, saludo al público tras el desfile

Fotos Santiago Artemis para DF
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails